DERECHO CONCURSAL Y NISSAN / ALCOA

Sobre los efectos de los cierres de estas empresas y el término nacionalizar.

Fecha publicación: 29/05/2020

Cuando se habla de “nacionalizar” empresas habría que desgranar qué significa eso. Algunos dirán que es hacerlas españolas, pero lamento decir que ya lo son, una empresa es española en tanto que su domicilio social está en España.

Otra cosa es que sus socios sean extranjeros. Pero eso no hace que la empresa no sea española. Tiene un CIF español, está constituida bajo norma española y le aplica nuestra Ley.

Si por nacionalizar se entiende hacer que la empresa tenga capital español puede ser de dos tipos; capital español privado y capital español público (con los límites legales); ejemplo RENFE, etc.

Y esto se consigue de dos modos; 

1) Vía compraventa de las acciones. 

2) Vía expropiación.

Pues bien ambas podrían realizarse. Cierto que la primera es sencilla, la segunda requiere serios y fundados motivos, so pena de que el Tribunal Constitucional vuelva a reiterar denegaciones como las habidas en el pasado.

Pues bien, para nacionalizar empresas, como digo, se puede hacer desde un punto de vista capitalista, para ello bastaría con comprar sus acciones o unidad productiva. Y aquí está el meollo de la cuestión; ¿es viable? ¿A qué precio? ¿Es necesario?

Respecto a la primera cuestión parece que la viabilidad irá caso por caso. Por ejemplo NISSAN, pues obviamente no vendería sus acciones a nadie en tanto que daría todo su “saber” y secretos a quien luego sería competencia, pero podría vender su unidad productiva segmentada.

Además NISSAN y ALCOA tienen otros intereses, unidades de negocio o ramas de actividad por lo que jamas venderían el 100 por 100 de sus acciones en España, ya que siguen aquí presentes, quedando por tanto solo la venta de Unidades Productivas. O en otro caso, trozo a trozo.

Y esto supone vender su fábrica, su maquinaria, sus equipos, su personal, etc, para que un nuevo adquirente hiciera con ella lo que estimase. Obviamente no vendería sus modelos de coche, ni patentes, etc.

La cuestión es ¿quién compraría eso? Y ¿a qué precio?. Pues el quién lo desconozco pero ya os digo que por 1 euros se puede vender, ya que quién lo adquiera asume toda la carga laboral y evita los despidos. La clave será quién y qué hará con esa unidad productiva.

Por tanto quienes tengáis ideas de qué hacer con todo aquello tenéis una oportunidad brutal. 

Lo que yo no veo es que esta compra la haga el Estado junto con capital privado. Raro sería. No es su misión social.

NISSAN si cierra sin más tiene varios problemas; primero el coste de todos sus despidos, segundo el desmantelamiento de la fábrica y tercero el prestigio. Estas empresas no van a concurso de acreedores, son bastante más serias que muchas “patrias” y suelen pagar los 20 días.

Así que NISSAN estará encantada de que alguien le ofrezca quedarse con todo eso. Como dijo aquel “este es el mercado”. Respecto a devolver ayudas, que se dice, pues habrá que ver, pero algunas no serán requeribles y las que lo sean serán devueltas.Otra cosa es que se den ayudas a empresas sin ninguna obligación. En tal caso el responsable será otro.

ALCOA pasa más o menos igual, tiene más plantas, no quiere vender acciones porque no quiere competencia, pero quien crea que eso tiene futuro ahí tiene una fábrica y un montón de operarios dispuestos a currar.

La realidad es tozuda. Las marcas no quieren vender ni las acciones ni las unidades productivas porque no quieren crear competencia. Y ademas pocos compradores aparecen en estos casos; porque en el fondo lo que ocurre es que “no hay rentabilidad siendo esa la razón del cierre”.