Hemos diseñado soluciones para negocios que se hayan visto afectados por la crisis económica derivada del COVID-19

No es necesario recordar que la nueva normalidad puede terminar con muchos negocios, ojala no sea tu caso, si bien, las causas de estos cierres pueden ser de lo más diverso: la ausencia de ingresos provocados por el periodo de confinamiento, o las exigencias normativas de la desescalada suponen un incremento de los gastos y otros...

Ante este complicado escenario, los negocios deben plantearse ADOPTAR MEDIDAS, en algunos casos para reajustarse a la nueva situación y en otros casos, por desgracia, para proceder al cierre ordenado y sin derivación de responsabilidad de los empresarios y/o administradores.

Son decisiones difíciles y somos plenamente conocedores de la soledad con que los empresarios afrontan estos procesos. Emprender no es fácil, sabemos perfectamente cómo te sientes, la incertidumbre, los desvelos, las preocupaciones. A veces no es suficiente con poner todo el empeño en salvar tu negocio y los puestos de trabajo de las personas que dependen de ti. La falta de ayudas efectivas, la insolidaridad de los arrendadores, los impagos de tus clientes, la falta de ingresos, la paralización. y una situación que con el paso del tiempo sólo empeora.

Por ello nuestro trabajo consiste en apoyaros y asesoraros en este periodo. Queremos ayudarte a mantener tu negocio o de no ser posible, a que tu futuro no se vea afectado a por ello y poder tener la nueva oportunidad que te mereces. Somos abogados especializados en resolver estas situaciones.

Nuestro trabajo se centra en tres fases. (lineas de actuacion)

Fase 1: La primera es intentar salvar el negocio.

Para ello tenemos los siguientes objetivos:

Fase 2: Si estas medidas, por cualquier razón ya son inviables, llegamos al fase dos, cerrar el negocio evitando que tengas responsabilidades personales

Fase 3: iniciar tu nuevo emprendimiento, con unas solidas bases y apoyo legal.

...

IMPORTANTE: nuestra misión es asegurar que todas las acciones se realicen dentro de la Ley y además que se haga evitando que el administrador o empresario asuma con su patrimonio el pago de las deudas del negocio, lo que se llama “derivaciones de responsabilidad”. Para que puedas empezar de nuevo.

Si está interesado podemos hacerle un estudio previo de viabilidad de forma gratuita y sin ningún compromiso.